Monday, July 24, 2017

PANORAMAS CULTURALES PARA HOY (II): Diálogo con Tomás R. Villasante "Metodologías Participativas, desbordando la academia"



Fecha:

Lunes 24 de julio de 2017

Hora:

16:00 hrs.

Lugar:

Sala Ignacio Domeyko (Av. Libertador Bernardo O'Higgins 1058, Casa Central, Piso 2, Santiago, Chile)


Universidad de Chile

PANORAMAS CULTURALES PARA HOY (I): TALLER: DRAMATURGIA SOCIAL


25 y 26 de julio desde las 14.00 hasta las 19.00 horas / MAC Parque Forestal 

El artista italiano, Valerio Rocco Orlando, imparte un taller para estudiantes universitarios en el marco de su exhibición ¿Qué Educación para Marte? en MAC Parque Forestal.
Durante tres días en julio, el artista Valerio Rocco Orlando junto a EducaMACofrecerán un taller a estudiantes universitarios en MAC Parque Forestal, bajo el título de Dramaturgia social. El taller se realiza como actividad de la exhibición ¿Qué Educación para Marte?, como una propuesta de metodología que consiste en entrevistar a individuos, instaurando un dialogo de preguntas abiertas que invocan reflexiones que luego se transcriben en una proceso de reescritura.

En este caso, el artista indagará en cuestiones antropológicas como la definición de los límites en relación a las clases sociales y cuán conscientes son las personas de pertenecer a una comunidad. A través de su metodología, el artista instaura una nueva práctica social, creando un retrato colectivo cuyo resultado final se presenta como una publicación o un vídeo.

El número máximo de participantes es 100 estudiantesque  serán divididos en dos grupos de 50 participantes la  duración del taller es de 14:00-19:00 h, los cuales se realizarán los días 25, 26  julio en el zócalo de MAC Parque Forestal.

Informaciones e inscripción: educamac.uchile@gmail.com

Sobre el artista



Valerio Rocco Orlando (Milán, 1978) se graduó de la Università Cattolica de Milán con Licenciatura en Dramaturgia (2001) y luego un Magíster de Dirección Cinematográfica de Queen Mary, University of London (2003). Su trabajo ha aparecido en varias publicaciones tales como ArtForm, ArtReview y Contemporary entre otras. A lo largo de su carrera artística, ha ganado premios de becas de instituciones museales en los Estados Unidos, Italia y Corea del Sur. Además, su obra forma parte de colecciones públicas, entre ellas se destacan el Centro de Arte Contemporáneo Wildredo Lam (Havana) y el MACRO Museo d‘Arte Contemporanea (Roma). Su trabajo tiene eje antropológico y se ha influido en comunidades locales y globales, tanto en Italia como los Estados Unidos, Cuba, Corea del Sur, India, Israel e Islandia.

MAC

Una IMAGEN, varios PENSAMIENTOS de ALEXANDRE DUMAS y la INVITACIÓN A REFLEXIONAR sobre ellos


Las opiniones son como los clavos: mientras más se golpea contra ellas,más penetran

La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas

La vida es tan incierta, que la felicidad debe aprovecharse en el momento en que se presenta

Para toda clase de males hay dos remedios; el tiempo y el silencio

El bien es lento porque va cuesta arriba. El mal es rápido porque va cuesta abajo



La imagen fue tomada en el Central park de Nueva York


Alexandre Dumas




(Alejandro Dumas padre; Villers-Cotterêts, Francia, 24 de julio de1802 - Puys, id., 5 de diciembre de 1870) Novelista francés. Hijo de un general del ejército francés que dejó a su familia prácticamente en la ruina al morir, en 1806, Alexandre Dumas tuvo que abandonar pronto sus estudios. Llegó a París en 1823, tras una primera experiencia como pasante de abogado, lleno de ambiciones literarias. Gracias a su puesto de escribiente para el duque de Orléans, que obtuvo por recomendación del general Foy, consiguió completar su formación de manera autodidacta.


Desde 1825 editó poemas y relatos largos, y representó vodeviles en teatros de variedades, pero el verdadero inicio de su carrera como dramaturgo se produjo en 1829, con Enrique III y su corte, primera manifestación de la nueva generación literaria romántica, anticipándose un año al Hernani, de Victor Hugo. Antony, en 1831, marcó los principios de una etapa de creación infatigable de dramas, tragedias y melodramas, casi todos de exaltación de la historia nacional de Francia.
Gran admirador de Walter Scott, a partir de 1832 escribió también novelas históricas, aprovechando el auge del género propiciado por su publicación por entregas en los periódicos. A pesar del poco éxito de sus primeras novelas, la aparición de Los tres mosqueteros, en 1844, significó su salto a la fama. Las sumas ingentes de dinero que se le ofrecían, dada la creciente demanda de sus novelas por parte del público, motivaron una verdadera explosión en la producción de Dumas. Trabajando incontables horas al día, y con la ayuda de varios colaboradores, entre los que destacó el historiador Auguste Maquet, con quien trabajó de 1839 a 1851, llegó a producir ochenta novelas, de desigual calidad.
La mayoría de ellas pertenecen al género histórico o al de aventuras, en el que destaca sin duda El conde de Montecristo. La escasa profundidad psicológica de los personajes se ve ampliamente compensada por una exuberante inventiva a la hora de crear las intrigas, y por el perfecto dominio de los diálogos, siempre ágiles y vivaces. Sin duda, éste fue el motivo de que sus obras fueran frecuentemente trasladadas al teatro. Con este fin fundó en 1847 el Théâtre Historique, en París, empresa que cuatro años más tarde quebró a causa de las deudas contraídas, a pesar del éxito obtenido.
La enorme vitalidad de Dumas le llevó a probar todos los géneros de la literatura y, si bien es cierto que sus ensayos históricos no tuvieron mucha relevancia, la serie de sus Impresiones de viaje (1835-1859), en cambio, lo convirtió en el primer maestro del gran reportaje. Realizó una breve incursión en el universo político; fue nombrado capitán de la Guardia Nacional parisina, pero se enemistó con Luis Felipe, y, tras un estrepitoso escándalo en las Tullerías, rechazó el nuevo régimen y volvió a la literatura. Tras dos fracasos electorales sucesivos, en marzo y junio de 1848, en 1851, huyendo más de sus acreedores que de Luis Napoleón, se exilió en Bélgica, donde redactó sus apasionantes y pintorescas memorias, y compuso nuevas novelas de aventuras.
Regresó a Francia en 1853 y fundó la revista satírica El mosquetero, que se transformó, en 1857, en El Monte-Cristo. Ante la continua censura de Napoleón III, abandonó de nuevo Francia y se sumó a la expedición de Garibaldi en Sicilia, en 1860. Se encargó de comprar armas para el revolucionario italiano y se instaló, durante cuatro años, en Nápoles, donde Garibaldi lo nombró conservador del museo de la ciudad. Enemistado con el cardenal Francesco Zamparini, fue expulsado por los napolitanos, e impulsó en París nuevos intentos periodísticos, que abortaron al poco tiempo.
Arruinado, vivió los últimos años de su vida a costa de su hijo Alexandre Dumas, también escritor, y de su hija, Madame Petel. Pretendía haber escrito más de mil doscientas obras, y, aunque sin duda exageraba la cifra, dejó unos trescientos libros y numerosísimos artículos, que hicieron de él uno de los autores románticos más prolíficos y populares de Francia.
Biografias y Vidas

Sunday, July 23, 2017

100 AÑOS DE VIOLETA EN EL COLÓN. SINFÓNICO VIOLETA PARRA 100 AÑOS. Videos y fotos





Patricio Contreras


Soledad Pastorutti y Javiera Parra

Loli Molina

Camila Moreno

Kevin Johansen

Beto Cuevas y Horacio Romo

Gepe


Desde la Sala Principal del Colón compartimos un concierto sinfónico junto a la Orquesta Estable del teatro en homenaje a la artista chilena con la presencia de las voces de Sandra Mihanovich, Soledad Pastorutti, Loli Molina, Javiera Parra, Camila Moreno, Los Tekis, Patricio Manns, Kevin Johansen, Roberto Marquez, Beto Cuevas, Gepe y la dirección del nieto de la gran Violeta, Angel Parra.



Nacida el 4 de octubre de 1917, en San Carlos, región de Ñuble; hija del folclorista Nicanor Parra, Violeta fue testimonio de un tiempo histórico. Artista plástica, poeta, ceramista y trabajadora de radio, Parra fue el punto de partida de un movimiento musical llamado “Nueva Canción Chilena”, que promovió la investigación y la evolución del folclore de ese país. 



Su legado musical excedió su canto irreverente y su compromiso con los sectores sociales postergados. En su complejidad aparecen, por ejemplo, composiciones para guitarra sola, perdidas durante muchos años y que no tuvieron la proyección pública de otras y que comenzaron a revalorizarse en los últimos años.



El homenaje contó con la presencia de figuras de la política y el espectáculo como el Jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta junto a Federico Pinedo , presidente provisional del Senado y el actual ministro de cultura de la ciudad, Ángel Mahler. Además contamos con la visita de la presidenta de Chile Michelle Bachelet, junto con la comitiva del país que participó del homenaje. Los actores chilenos Patricio Contreras y Gonzalo Valenzuela, también dijeron presente entre otras personalidades destacadas.





Compartimos este hermoso homenaje donde se interpretaron:



"Run run se fue pal norte", "Qué he sacado con quererte", "De cuerpo entero", "Casamiento de negros", "Santiago penando estás", "Rin del angelito", "El exiliado del sur", "Pupila de águila", "Una copla me ha cantado", "El Guillatún", "El Albertío", "Canción del amor", "Mazúrquica modérnica", "Los pueblos americanos", "Volver a los 17", "La jardinera", "Corazón maldito", "La lavandera", "Maldigo del alto cielo" y "Gracias a la vida".

Emitido el 19 de julio de 2017.


Patricio Manns


Angel Parra y Javiera Parra


Beto Cuevas y Soledad Pastorutti


Angel Parra, Loli Molina y Javiera Parra





Sandra Mianovich, Javiera Parra y Camila Moreno







Los Texis




Patricio Manns, Soledad Pastorutti y Javiera Parra


Camila oreno, Roberto Marquez y Beto Cuevas

Thursday, July 20, 2017

Un perro rescata a un ciervo y se convierte en una estrella viral



Storm, un golden retriever de seis años, rescató al ciervo en Port Jefferson

Johnny Milano para The New York Times
Sin duda es un héroe.

“¡Muy bien, Storm!”, se alcanza a oír en el video de un golden retriever nadando hacia un bulto café en el agua de Port Jefferson, por Long Island. El perro se pone el bulto en la boca y nada con él de regreso a la playa en la grabación, vista por más de 5 millones de personas en Facebook.

El bulto resultó ser un ciervo bebé que queda inmóvil; vivo, pero apenas. En el video, Storm lo intenta mover con el hocico y pone sus patas contra las pezuñas del otro animal, que no parece reaccionar.

Storm ahora se ha vuelto una estrella de las redes sociales, aunque no se atrevan a pensar que el retriever del humano Mark Freeley, abogado de Nueva York, solamente estaba siguiendo sus instintos para recoger o cazar.

Freeley, quien da refugio temporal a perros rescatados y es voluntario en un albergue de animales, dijo que Storm “agarró al ciervo por el cuello, como un socorrista pondría su brazo sobre el cuello de alguien”.“Si conoces a Storm, sabes que eso no es lo que él quiere”, dijo Freeley durante un paseo con el retriever y Sarah, una border collie. “Es el perro más gentil que conocerás”.

Freeley después llamó a un grupo rescatista de animales, Strong Island Animal Rescue League, cuyo director Frank Floridia pasó a recoger al ciervo. Este, asustado por los dos hombres y los dos perros, intentó saltar de nuevo al agua. Storm intentó regresarlo a la costa de nuevo, sin éxito, y Floridia se metió al agua para hacerlo él.

El ciervo bebé, de 3 meses de edad, tenía heridas en su cabeza y un ojo entrecerrado, dijo Floridia. También sufre de un enfisema subcutáneo, unas pequeñas burbujas de aire atrapadas debajo de la piel. Floridia y su compañera en la fundación de rescate, Erica Kutzig, lo llevaron a un hospital veterinario donde está recibiendo antibióticos y le están dando leche de cabra.



El ciervo rescatado está recibiendo tratamiento en el albergue Save the Animals Rescue en Long Island.


Muchos ciervos que llegan al centro de rescate lo hacen por heridas de perros, que en ese caso, no son los héroes. “Creo que el perro hizo algo muy bueno, pero soy realista sobre lo que normalmente hacen: tienden a masticar a estos ciervos”, dijo Kutzig, de Save the Animals Rescue Foundation.

Cuando se recupere, el ciervo será regresado a su hábitat. La teoría que manejan los rescatistas es que el animal cayó al agua tras caerse de algún acantilado.

“Es maravilloso que el perro haya rescatado al ciervo. Pero creo que, si el perro hubiera estado a sus anchas, el ciervo no habría sobrevivido”, dijo Kutzig. Aunque los detalles no importan “dado que es un final feliz”.

New York Times

Una IMAGEN, varios PENSAMIENTOS de PAUL VALÉRY y la INVITACIÓN A REFLEXIONAR sobre ellas


Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido

La esperanza nos sostiene, pero como sobre una cuerda tirante

La política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe.

Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso.

El problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era.

NOTA: La imagen fue tomada en el Central Park de Nueva York




(Paul Ambroise Valéry; Sète, 30 de octubre de 1871 - París, 20 de julio de 1945) Escritor francés. Su obra poética, que prolonga la tradición de Mallarmé, está considerada como una de las más importantes de la poesía francesa del siglo XX. Su obra ensayística es la de un hombre escéptico y tolerante, que despreciaba las ideas irracionales y la inspiración poética, y creía en la superioridad moral y práctica del trabajo, la conciencia y la razón.

Estudió derecho en Montpellier, donde también publicó sus primeras poesías: «Sueño», en la Revue maritime (1889); «Elevación de la luna», en Le Courier libre(1889); «La marcha imperial», en La Revue indépendante, y «Narciso habla», en La Conque (1891). Su amistad con Pierre Louïs le abrió las puertas del París literario, donde conoció a André Gide y a Stéphane Mallarmé (1891), a quien le uniría una gran amistad. Su amor no correspondido por una tal Madame Rovira precipitó una crisis que le llevó, en 1892, a renunciar a la poesía y a consagrarse al culto exclusivo de la razón y la inteligencia.
En 1894 se instaló en París, y al año siguiente publicó los ensayos filosóficos Introducción al método de Leonardo da Vinci y La velada con el señor Edmond Teste; este último, aparecido en la revista Le Centaure, fue el primero de una serie de diez fragmentos donde expone el poder de la mente por entero volcada en la observación y deducción de los fenómenos.
Tras trabajar como funcionario del Ministerio de Guerra (1895), fue secretario particular de Édouard Lebey (1900-1920), uno de los directores de la agencia Havas. Obtuvo gran notoriedad con la publicación del largo poema La joven Parca(1917), y de dos volúmenes de versos, Álbum de versos antiguos (1920) y Cármenes (1922), que incluye su poema El cementerio marino, considerado el prototipo de la «poesía pura» de Valéry. En 1925 ingresó en la Academia Francesa.
Sus obras siguientes fueron diálogos en prosa: Eupalinos o el Arquitecto (1923) y El alma y la danza (1923). Posteriormente publicó una recopilación de ensayos y conferencias (Variedad, 5 vols., 1924-1944), y una serie de obras, como Rhumbs(1926), Analecta (1927), Literatura (1929), Miradas al mundo actual (1931), Malos pensamientos y otros (1941) y Tal cual (1941-1943), consideradas el diario intelectual de Valéry. Fue profesor de poética del Colegio de Francia (1937-1943).
Escribió también para el teatro los ballets Amphion (1931) y Semíramis (1934), a los que Arthur Honegger puso música, y compuso el libreto de La cantata de Narciso (1942), con música de Germaine Tailleferre. Póstumamente aparecieron el drama Mi Fausto (1946), y también Historias rotas (1950), Cartas a algunos(1952), Correspondencia con André Gide (1955), Descartes (1961) y, a partir de 1956, los numerosos volúmenes de sus Cuadernos.
Biografías y Vidas

Iniciando el contacto con Luis Pastor y¿Qué fue de los cantautores?


Luis Pastor - ¿Qué fue de los cantautores?


Éramos tan libertarios,
casi revolucionarios,
ingenuos como valientes,
barbilampiños sonrientes
—lo mejor de cada casa—
oveja negra que pasa
de seguir la tradición
balando a contracorriente
de la isla al continente
era la nueva canción.

Éramos buena gente,
paletos e inteligentes,
barbudos estrafalarios,
obreros, chicos de barrio,
vanguardia del proletario,
progres universitarios,
soñando en una canción
y viviendo la utopía
convencidos de que un día
vendría la Revolución.

Aprendiendo a compartir
la vida en una sonrisa,
el cielo en una caricia,
el beso en un calentón.

Abriendo la noche de día
fuimos sembrando canciones
y en esta tierra baldía
floreció la poesía
y llenamos los estadios
y en muchas fiestas de barrio
sonó nuestra melodía.

Tardes y noches de gloria
que cambiaron nuestra historia.
Y este país de catetos,
fascistas de pelo en pecho,
curas y monjas serviles,
grises y guardias civiles,
funcionarios con bigote
y chusqueros con galón,
al servicio de una casta
que controlaban tu pasta
tu mente y tu corazón.

Patriotas de bandera,
españoles de primera,
de la España verdadera
aquella tan noble y fiera
que a otra media asesinó
brazo en alto y cara al sol
leales al Movimiento
a la altura y al talento
del pequeño dictador
que fue Caudillo de España
por obra y gracia de Dios.

Toreando en plaza ajena
todo cambió de repente
los políticos al frente
de comparsa y trovador.
Se cambiaron las verdades:
"tanto vendes tanto vales".
Y llegó la transición:
la democracia es la pera.
Cantautor a tus trincheras
con coronas de laureles
y distintivos de amor
pero no des más la lata
que tu verso no arrebata
y tu tiempo ya pasó.

¿Qué fue de los cantautores?
preguntan con aire extraño
cada cuatro o cinco años
despistados periodistas
que nos perdieron la pista
y enterraron nuestra voz.
Y así vamos para treinta
con la pregunta de marras
tocándonos los cojones.
Me tomen nota señores
que no lo repito más:
algunos son directores,
diputados, presidentes,
concejales, profesores,
mánagers y productores
o ejerciendo asesoría
en la Sociedad de Autores.
Otros están y no cantan,
otros cantan y no están.
Los hay que se retiraron,
algunos que ya murieron
y otros que están por nacer.
Jóvenes que son ahora
también universitarios,
obreros, chicos de barrio
que recorren la ciudad.
Un CD debajo el brazo,
la guitarra en bandolera,
diez euros en la cartera,
cantando de bar en bar.
O esos raperos poetas
que es su panfletos denuncian
otra realidad social.
¿Y mujeres? ni se sabe.
Y sobre todo si hablamos
de las primeras gloriosas
que tuvieron los ovarios
y el coraje necesarios
de subirse a un escenario
de aquella España casposa.

¿Qué fue de los cantautores?
aquí me tienen señores
como en mis tiempos mejores
dando al canto que es lo mío.
Y aunque en invierno haga frío
me queda la primavera,
un abril para la espera
y un grándola en el corazón.

¿Qué fue de los cantautores?
aquí me tienen señores
aún vivito y coleando
y en estos versos cantando
nuestras verdades de ayer
que salpican el presente
y la mierda pestilente
que trepa por nuestros pies.

¿Qué fue de los cantautores?
De los muchos que empezamos,
de los pocos que quedamos,
de los que no se vendieron,
de los que no claudicaron,
de los que aún resistimos:
aquí estamos.
Cada uno en sus trincheras
haciendo de la poesía
nuestro pan de cada día.
Siete vidas tiene el gato
aunque no cace ratones.
Hay cantautor para rato.
Cantautor a tus canciones.
Zapatero a tus zapatos.

Wednesday, July 19, 2017

Cómo da la mano Trump y qué significa



Esta es una guía de la peculiar forma en que el presidente estadounidense saluda a las personas.CreditEn el sentido de las manecillas del reloj, desde la esquina superior izquierda: Stephen Crowley/The New York Times; imagen de archivo de Matthias Schrader; Doug Mills/The New York Times; Stephen Crowley/The New York Times


WASHINGTON — Entre los espectadores a través de las redes sociales, anticipar qué tipo de apretón de manos empleará el presidente Donald Trump en sus interacciones públicas se ha convertido casi en un espectáculo.

¿Acaso Trump se aferrará a un apretón amistoso con otro líder del mundo, como lo hizo con Emmanuel Macron, el presidente de Francia?

¿Utilizará la vieja maniobra del jalón y la palmada para desequilibrar a la víctima de su saludo, como lo hizo con Neil M. Gorsuch, quien entonces era un nominado a la Corte Suprema de Estados Unidos?

¿No captará (o ignorará) la señal para dar la mano, como lo hizo con la canciller alemana Angela Merkel?

La mayoría de los observadores están listos para proyectar sus propias emociones acerca de la presidencia de Trump en cada episodio de protocolo social fallido, pero Jacqueline Whitmore, autora e instructora de etiqueta, y Chris Ulrich, quien enseña lenguaje corporal y habilidades de presentación en el Body Language Institute, analizan estas interacciones de manera profesional.

“La conclusión”, dijo Ulrich, “es que, en cada ocasión, Trump logró permanecer en la mente de los líderes del mundo”. Les pedimos a estos expertos que examinaran
algunas de las interacciones más memorables de Trump.

14 de julio: tres son multitud en París

Whitmore: “El presidente Macron está demostrando su dominio al poner una mano encima de la de Trump mientras le coloca la otra mano sobre la espalda. Pero el presidente Trump de inmediato contrarresta ese apretón de manos dando palmadas (un gesto muy condescendiente) a la mano de Macron y jalándolo hacia él. Por último, Trump pone una mano sobre el hombro de la esposa de Macron. Ese gesto se considera una invasión de la intimidad, sobre todo tan cerca del rostro, cuando lo hace gente que se acaba de conocer. Parece que ambos hombres luchan por establecer su control y dominio”.

Ulrich: “Macron no lo suelta e incluso le da palmadas a Trump —tocar al otro es un juego de poder— y Trump le regresa el gesto. Debido al acercamiento de Trump, que es dominante, los demás se preparan para no ser sometidos. Mientras caminaba y le apretaba la mano a Macron, Trump literalmente lo desequilibra. Cuando el estadounidense da la mano, abre la palma, un gesto llamado pose del mendigo. Después, jala a la persona —en este caso, Macron— hacia su espacio, y lo saca de balance. A continuación, Trump también incluye a Brigitte Macron en el apretón de manos, pero excluye a Melania, lo cual crea un momento incómodo. Termina luciendo como una intrusa”.

7 de julio: el esperado encuentro en la cumbre del G20

Whitmore: “El apretón de manos del presidente Trump es sólido y genuino pero añade un ‘gesto’ extra al darle palmadas por debajo al brazo derecho al presidente Putin. Cuanto más arriba se toca el brazo de otra persona con la mano izquierda, más cercano es el vínculo compartido entre ambos. El vínculo no se ha establecido, así que Trump la pone debajo del brazo de Putin.

Ulrich: “Parece que Trump se acerca para saludar a Putin, así que cede su poder en ese momento. Luego restablece el equilibrio al tomar el codo de Putin: esto es apoyo y también es un movimiento de poder. Pensemos en las entrevistas de trabajo donde el empleado camina hacia el jefe y aprieta su mano. Vimos cómo Hillary Clinton hizo esto en el primer debate con Trump: fue un gran momento para él, pues lució presidencial. Momentos más tarde, Trump restablece el poder con Putin al tocarlo y darle palmadas en la espalda de forma alentadora, como diciendo ‘buen trabajo’, como si Trump estuviera a cargo”.

17 de marzo: un comienzo fallido con Merkel




Ulrich: “Merkel encara a Trump y está lista para darle la mano y mostrar colaboración. Trump se muestra aislado en su postura. Parece, según lo que se percibe, que no está al tanto de lo que ocurre; no se ve interesado. Por lo tanto, no se da cuenta de la señal del apretón de manos. No podemos saber con certeza si la está ignorando o si lo hace a propósito. No está concentrado en lo que sucede en ese momento. Vimos esta postura en enero durante su primera reunión con el presidente Obama, lo cual sugiere incomodidad”.

Un segundo intento en la cumbre del G20 en julio

Whitmore: “La canciller Merkel extiende la mano primero y después, Trump se la estrecha. Esto claramente es un gesto de buena voluntad de parte de la alemana. Parece que lo intenta dos veces, sin entusiasmo, antes de extender la mano por completo una tercera ocasión. Deja que el encuentro sea breve y le hace saber a la prensa que ya acabaron con las fotos cuando dice en voz alta: “OK”. Cuando se van, Trump tiene cuidado de no tocarla a la hora de salir, lo que también es una señal de respeto. Es evidente que la canciller se centra en su papel diplomático y no juega a las relaciones públicas en situaciones como esta”.

13 de febrero: Todos estamos de acuerdo en que el encuentro con Trudeau salió bien

Whitmore: “El primer ministro de Canadá y el presidente Trump claramente se agradan y tienen una relación de negocios sólida. Esto se nota en su expresivo apretón de manos. Ambos utilizan el brazo izquierdo para cubrir al otro”.

Ulrich: “Este es un gran momento para el primer ministro. Se reúne con Trump encarándolo directamente. Dirige el torso hacia el presidente. En el Body Language Institute, a esto le llamamos la regla del ombligo. Se hace cuando te encuentras con personas que te agradan, a las que admiras o en las que confías. Esta es una gran manera de crear respeto rápidamente. Da la impresión de que está listo y está al nivel de Trump. Es un buen momento para ambos líderes, porque destaca la reunión y no el apretón de manos”.

10 de febrero: Una foto incómoda con Shinzo Abe, primer ministro de Japón

Ulrich: “Con Abe ocurrió lo contrario. Un apretón de manos extendido se convierte en el tema de conversación en lugar de la reunión. Se interpone en la demostración de colaboración de los líderes y se convierte en una reunión que gira en torno al incómodo y largo apretón de manos. Abe lanza una mirada de alivio cuando termina. Parece que lo hace como un juicio respecto a Trump, pero podría ser por el apretón de manos o por los reporteros; no lo sabemos. Ese es el problema cuando un apretón de manos sale mal. Trump también establece su dominio al darle palmadas a Abe en la mano. El aparente problema de comunicación con los reporteros provoca más confusión, lo cual crea un momento incómodo para ambos”.

Whitmore: “Este apretón de manos claramente fue demasiado largo e incómodo para el primer ministro. Los japoneses no se sienten cómodos con los gestos adicionales de afecto, como las palmadas en la mano. Trump lo hace dos veces, lo cual hace que el primer ministro se sienta aún más incómodo”.

31 de enero: El saludo del ‘jalón y la palmada’ en acción

Whitmore: “El presidente Trump le está dando a Neil Gorsuch un apretón de manos estilo ‘jalón y palmada’. Darle palmadas a alguien en la mano de esta manera tiene como objetivo ser un gesto afectuoso de aprobación, pero su verdadero propósito es recordarle a la otra persona quién está a cargo. Los psicólogos lo llaman ‘recordatorio de estatus’”.

Ulrich: “De nuevo, vemos que el presidente, literalmente, arrastra al nominado a la Corte Suprema. Abre la palma de la mano con la pose del mendigo, dirigiéndose hacia el candidato, y después lo jala. En verdad le toma un momento a Gorsuch recuperarse. Gorsuch no estaba listo para el apretón.

27 de enero: Un incómodo paseo para Theresa May, primera ministra del Reino Unido, en la Casa Blanca

Trump y Theresa May, primera ministra del Reino Unido, en la Casa Blanca en enero
Credit Stephen Crowley/The New York Times

Whitmore: “Si la primera ministra estuviera bajando las escaleras y el presidente estirara la mano para sostenerla y ayudarla, se trataría de un gesto caballeroso y bastante aceptable. Parecen estar bajando por una pendiente no muy inclinada y el hecho de que él sostenga la mano de ella al descender es algo que se haría con una persona mayor. Evidentemente, no es una mujer mayor y es capaz de caminar sin ayuda”.

Ulrich: “De nuevo, este es un momento incómodo. La palmada en la mano es su manera de establecer apoyo y dominio. Puede percibirse como un ofrecimiento de apoyo y, al mismo tiempo, una percepción de dominio. Cuando los apretones de mano incómodos ocurren con Abe, May y Macron, el gesto se interpone en el mensaje principal, y ahí reside el peligro. En vez de enfocarse en el mensaje, la percepción de un apretón de manos fallido les provoca problemas innecesarios a ambos líderes”.

New York Times